martes, 30 de septiembre de 2014

Un país de Pan de R.E.T.A.



                                

Creo que estamos ya estamos todos un poco hartos de pantomimas políticas, de la "corrección" con la que tratamos a la corrupción, de las verdades consensuadas y de las mentiras aceptadas. Y una muy común, y que me saca de quicio, es cuándo llamamos "empresarios" a quienes no lo son. Quienes dirigen y explotan empresas que sólo son capaces de existir a golpe de subvención, los del "puente aéreo" que se reunían con Pujol y Más, los que hinchan presupuestos de obra pública hasta lo bochornoso, esos, ¡No son empresarios! Son una carga más para el P.I.B. español. Son la misma "casta", son la misma cosa... Ahora, además, estamos en el proceso de ir encerrándolos a todos en la cárcel -seamos pacientes- y ¡eso también cuesta dinero! ¿Quién lo "paga"?

El 90% del PIB español está generado por autónomos y pequeñas empresas. La riqueza "real" de este país, la "calidad de vida" , cuándo llamo por teléfono, cuándo me corto el pelo, llevo mi coche al taller, tengo que llamar a una persona para que me ayude a cuidar de mi mamá o voy a comprar el pan, me encuentro a un profesional sujeto al R.E.T.A. (régimen especial de trabajadores autónomos). Cuándo compro el pan pienso, a veces, en la larga cadena de Trabajadores Autónomos que lo hacen posible: desde el tractorista que cosecha el cereal, el molinero del silo, el transportista que lo sirve, el panadero que lo cuece o el mecánico que cuida de los hornos y enseres de la tahona... ¡Todos son autónomos! Los autónomos también generan la mayoría de los puestos de trabajo asalariados de este país. 

Cómo es sobradamente conocido el porcentaje más importante en la recaudación de la Agencia Tributaria y la Tesorería General de la S.S. procede a autónomos y asalariados. ¡Nosotros pagamos!

Cuándo descolgéis el teléfono, encendáis la luz o echéis gasolina no penséis en que es gracias a los ex-políticos medrando en los cosejos de administacción de las empresas subvencionadas. Es gracias a un Trabajador Autónomo, cómo el de la foto, que se juega la vida para pasar un cable de alta tensión bajo un puente. Cuándo compréis la barra del pan pensad, en que más de la mitad del precio que pagáis al madrugador panadero, le va a ser expropiado para pagar las "mamandurrias nacionales".. ¡Un país de pan de RETA!

Creo que es hora de poner "pie en pared" y exigir a nuestros funcionarios -no a los políticos- un "celo especial" en el cumplimiento de su deber, un redoblar esfuerzos, un pedirles un poco más de paciencia, hasta conseguir liberar a España de todo el "tejido no productivo" y que encima nos cuesta un potosí... ¡NOSOTR@S PAGAMOS, NOSOTR@S DECIDIMOS!






No hay comentarios:

Publicar un comentario