martes, 22 de octubre de 2013

Ciudadanos Libres Unidos (Cilus) lamenta las consecuencias de la sentencia del Tribunal Europeo de DD.HH


  • La pasividad del Congreso durante demasiados años ha llevado a las consecuencias negativas de una deficiente  legislación penal




Madrid, 22 de octubre de 2013. 

Ante la reciente sentencia del tribunal de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Ciudadanos Libres Unidos (CILUS) manifiesta que acata dicha sentencia pero que lamenta las consecuencias de la misma. No obstante piensa que se deban hacer algunas consideraciones al respecto:

Lo menos que se podía esperar de un juez español de dicho tribunal, que, además, ha sido propuesto e impuesto por Rodríguez Zapatero, es que se hubiera abstenido. Si nunca se puede ser juez y parte al mismo tiempo, muchísimo menos en un tribunal que no admite apelación y que se considera la quintaesencia de la justicia. Reviste especiales características este nombramiento a dedo para este cargo, Rodríguez Zapatero fue el principal responsable de la política frente a ETA que incluía la derogación de la doctrina Parot.  Esto nos da ocasión para exigir que de una vez por toda la política deje de meter las manos en la justicia y para recordarle al Tribunal de Estrasburgo que es hora ya de que no tolere que ningún gobierno le imponga los jueces.

Si la laguna que tenía el código penal español no se pudo colmar hasta el año 1995 –y esta es la principal razón por la que el Tribunal de Estrasburgo ha derogado la doctrina Parot, pues las leyes penales no tienen efecto retroactivo-, el Congreso de los diputados estuvo demasiado tiempo sesteando, pues crímenes de este se están dando en España desde hacía ya mucho tiempo.


Desde Ciudadanos Libres Unidos (CILUS) esperamos que la Justicia actúe con todos los medios a su alcance para paliar las consecuencias negativas de esta sentencia y las víctimas del terrorismo no se vean nuevamente humilladas y, además, tengan que pagar las consecuencias del vacío legar que existía con anterioridad a 1995 y del que ellas no son responsables.

jueves, 17 de octubre de 2013



                                             EL CASO……





             Estamos rodeados de personas que, amparadas en la democracia, se aferran al poder que el pueblo les ha otorgado, pensando (el votante) que eran sensatos con los programas o propuestas que hacían los  partidos a  los que ellos representaban…. ( y aún los representan).

El pueblo es paciente a veces con quien no debería de serlo, ya que el rumbo democrático que estamos tomando , no es muy halagüeño: fuera de España,  está cambiando la percepción de una Nación que fue ejemplar en su transición, por la una Nación de Corruptos. ¿Qué es l o que ha pasado?.

Los grandes partidos han creado una industria Partidista de Colocaciones, se han preocupado de ocupar el mayor número de  plazas en sus entornos , para hacer las tareas más llevaderas y con menos obstáculos. Esta práctica ha sobredimensionado la estructura administrativa tanto  Estatal, como Autonómica o Local. Los enchufismos, dedazos, asesores externos, de confianza, y un oscuro entramado de empresas, fundaciones, sindicatos, patronales, oficinas y asociaciones públicas, semi-públicas y cuasi-públicas son una pesada carga para el ciudadano, un foco permanente de corrupción y un “tupido velo”  sobre las acciones de nuestros políticos.              

Estamos viendo a diario como se intercalan ‘favores’ entre personajes de la Administración Pública  y empresarios dispuestos a todo por tal de conseguir adjudicaciones y prebendas.
Cuando decimos que el Pueblo es Paciente , pensamos a veces ¿y que remedio les queda?. Los casos de corrupción se eternizan, prescriben; Las sentencias no satisfacen a nadie, ni siquiera sirven para devolverles al pueblo un poco de su Dignidad.
Pensamos que el ciudadano, poco a poco está perdiendo la esperanza en  un  Gobierno sensato, honesto, con imparcialidad, sin ataduras que no sean a la ley y la Constitución, o sea, gobernando para tod@s, con el la absoluta convicción de que  ”España no es  de los que la gobiernan” .

El humo de la corrupción,  los acuerdos indecentes con los nacionalismos,  la deslealtad a sus vecinos y votantes, el interés absolutamente personal de los cargos públicos, es una realidad que, junto a la crisis –provocada por todo esto- a estallado ante la mirada atónita del ciudadano medio. Y los ciudadanos cada vez más, incluidos los más sectarios y partidistas, empiezan a querer abrir los ojos:  por la necesidad de salir adelante, espoleados por los continuos engaños, por las subidas imparables de Impuestos, bajadas de sueldos, subidas de tasas, luz ,agua, servicios sanitarios, educación etc,  mientras el gasto público estructural, la deuda y sus intereses y los “regalos” para aplacar los nacionalismos se disparan.

España se está convirtiendo, según nuestros políticos, en un objetivo prioritario -otra vez- para los inversionistas, pero no dicen toda la verdad: que los "inversionistas" no acabarán con la corrupción, con la inseguridad y el desempleo, y no mejorarán nuestros servicios públicos, nuestro medio ambiente o bienestar... ¡Eso lo tiene que hacer la política!. Y no lo hace.  

Los españoles, en los últimos años antes de la crisis,  hemos vivido un Sueño Capitalista que no era más que pura especulación y negocio de unos pocos a costa del dinero de tod@s, y que termina con la ruptura más importante de los últimos cincuenta años en España.  Han roto la economía y la Esperanza de quienes siempre han pagado la “clase política”, “la lucha de clases” y han mantenido en sus alturas a “la clase alta”:  la Clase Productiva: estos es,   LA CLASE MEDIA. 

por A. Ximénez.

jueves, 10 de octubre de 2013

Comentario a la entrevista al presidente de Ciutadans, Albert Rivera

                                                                                             
               

                 ÓRDAGO A LA REALIDAD


                  


En  CILUS   tenemos a gala la prudencia, la reflexión, el rechazo a la crítica estéril y gratuita. 

No es un secreto que muchos de los militantes de CILUS somos "ex" de Ciutadans. Lo que casi sí lo es, son las motivaciones que llevaron a una parte importante de la militancia  -y a muy importantes militantes- tras un Tercer Congreso muy "esclarecedor", a abandonar el partido en el que habían dejado trabajo, dinero, tiempo, ilusiones y amigos... A pesar de ello, nadie habrá leído una crítica ácida, despiadada o cruel: o simplemente una crítica pero, en cuanto a la verdad, somos muy "quisquillosos". Y es por esto que me veo obligado a comunicar esta reflexión personal:

Si lo que dice Ud., Sr. Albert Rivera, fuese cierto, reconozco que quizás no existiese ahora CILUS...

porque en CILUS si creemos:


  • En la independencia económica de los partidos: empezando por las agrupaciones locales, rechazo de toda subvención pública.
  • En las listas abiertas y desbloqueadas -en la participación de tod@s-, primero en el partido, para luego trasladarlo a la sociedad y la política.
  • En la independencia de las federaciones y agrupaciones para decidir si se presentan o no a unas elecciones. Porque creemos en la militancia activa, crítica, generosa y valiente y no en los "acólitos".
  • En un Partido Nacional y sin complejos. Que se denomina en la Lengua Común en todas las Autonomías. Que se comunica en la lengua común... ¡Y que envía los recibos y documentos a todos sus militantes de fuera de Cataluña en la Lengua Común!
  • En un Partido Horizontal, propiedad de los militantes, no en Ejecutivas "todopoderosas" y "sapientísimas"...

Creemos en un Partido que "saca lo mejor" de todos y cada uno de sus Militantes y en Militantes que, trabajando en su Partido, dan lo mejor de si mismos a sus vecinos, a su comunidad y a su País..

No Sr. Rivera: no tiene Ud. razón.  Se lo dice un ciudadano quisquilloso. Un ex militante quisquilloso. No se confunda: sigo compartiendo Ideario y Posicionamientos de Ciutadans en el fondo de mis convicciones.

Sólo que ahora soy un Ciudadano Libre y Unido a otros Ciudadanos "quisquillosos" con la verdad. Con la verdad, con la lengua común, con la libertad y con todos esos primigenios valores e ideales que un día -hace mucho- descubrimos ¡Si! en Ciutadans...

                                       
Un saludo Ciudadano y Libre.
                 
                   
                 

               

               

             

             

               

Comentario a la entrevista al presidente de Ciutadans, Albert Rivera

                                                                                               
                 

                 ÓRDAGO A LA REALIDAD


                  


En  CILUS   tenemos a gala la prudencia, la reflexión, el rechazo a la crítica estéril y gratuita. 

No es un secreto que muchos de los militantes de CILUS somos "ex" de Ciutadans. Lo que casi sí lo es, son las motivaciones que llevaron a una parte importante de la militancia  -y a muy importantes militantes- tras un Tercer Congreso muy "esclarecedor", a abandonar el partido en el que habían dejado trabajo, dinero, tiempo, ilusiones y amigos... A pesar de ello, nadie habrá leído una crítica ácida, despiadada o cruel: o simplemente una crítica pero, en cuanto a la verdad, somos muy "quisquillosos". Y es por esto que me veo obligado a comunicar esta reflexión personal:

Si lo que dice Ud., Sr. Albert Rivera, fuese cierto, reconozco que quizás no existiese ahora CILUS...

porque en CILUS si creemos:


  • En la independencia económica de los partidos: empezando por las agrupaciones locales, rechazo de toda subvención pública.
  • En las listas abiertas y desbloqueadas -en la participación de tod@s-, primero en el partido, para luego trasladarlo a la sociedad y la política.
  • En la independencia de las federaciones y agrupaciones para decidir si se presentan o no a unas elecciones. Porque creemos en la militancia activa, crítica, generosa y valiente y no en los "acólitos".
  • En un Partido Nacional y sin complejos. Que se denomina en la Lengua Común en todas las Autonomías. Que se comunica en la lengua común... ¡Y que envía los recibos y documentos a todos sus militantes de fuera de Cataluña en la Lengua Común!
  • En un Partido Horizontal, propiedad de los militantes, no en Ejecutivas "todopoderosas" y "sapientísimas"...

Creemos en un Partido que "saca lo mejor" de todos y cada uno de sus Militantes y en Militantes que, trabajando en su Partido, dan lo mejor de si mismos a sus vecinos, a su comunidad y a su País..

No Sr. Rivera: no tiene Ud. razón.  Se lo dice un ciudadano quisquilloso. Un ex militante quisquilloso. No se confunda: sigo compartiendo Ideario y Posicionamientos de Ciutadans en el fondo de mis convicciones.

Sólo que ahora soy un Ciudadano Libre y Unido a otros Ciudadanos "quisquillosos" con la verdad. Con la verdad, con la lengua común, con la libertad y con todos esos primigenios valores e ideales que un día -hace mucho- descubrimos ¡Si! en Ciutadans...

                                       
Un saludo Ciudadano y Libre.