domingo, 30 de septiembre de 2012

Los cuatro grandes culpables del fracaso español





Los políticos, los sindicalistas, los periodistas y los jueces son los cuatro grandes culpables del fracaso español y los profesionales más despreciados por la sociedad, en la que el quinto gran culpable es la misma ciudadanía, integrada mayoritariamente por borregos sometidos que apoyan el sistema con su sometimiento y con sus votos ante las urnas, vergonzosamente permisivos e incapaces de poner freno a los abusos, desmanes e injusticias de su lamentable clase dirigente.

Las encuestas reflejan en España, con meridiana claridad, el profundo desprecio ciudadano a esos grupos y profesionales, convertidos en los grandes pilares del actual desastre de España, un país de desempleados, pobres, fracasados, con sus valores en quiebra y poblado de gente triste, confusa y sin esperanza.

Los políticos españoles son culpables por corruptos, embaucadores y fracasados. Son los principales culpables porque acumulan mas poder y responsabilidad que ningún otro sector de la sociedad, controlando las leyes, la fuerza, el presupuesto y los poderosos recursos del Estado. A pesar de todo, no han sido capaces de solucionar los grandes problemas del país y muchas veces los han agrandado con sus errores y debilidades, olvidando que han sido elegidos, situados en la cúspide de la sociedad y rodeados de privilegios no para que tomen decisiones, sino para que acierten y aporten soluciones.

Los sindicalistas son también culpables del desastre español por renunciar a su función reguladora en las relaciones laborales y por haberse convertidos en vagos y maleantes subvencionados. Han abandonado a los trabajadores y se han integrado en el poder establecido, formando un bloque compacto con los políticos, especialmente con los de izquierda, repartiéndose privilegios y ventajas y comulgando con desmanes, abusos, corrupciones y traiciones.

Los periodistas se han convertido en los grandes cómplices del poder abusivo, corrupto y antidemocrático que está destrozando España, tras haber asesinado su propia independencia y, subyugados por el poder y sus ventajas, han renunciado a la verdad y a la fiscalización de los poderosos, incorporándose, vergonzosamente, a los dispositivos de propaganda y mentira del sistema. Han abandonado al pueblo a su suerte y han convertido la democracia en una orgía de poderosos sin control, sin crítica y sin vigilancia. Impregnados de ignominia y oprobio, la mayoría de los periodistas españoles, de un modo u otro, directa o indirectamente, se han vendido al poder y han fracasado, convirtiéndose, ante los ojos de los ciudadanos, en traidores y colaboracionistas que deberán ser castigados cuando España consiga ser un país democrático.

Los Jueces, igualmente sometidos al poder político, se han dejado dominar y controlar sin ofrecer resistencia, acabando con la independencia judicial y con la Justicia misma en un país que, por la densidad de delincuentes con poder, necesitaba, urgente e intensamente, de sus servicios. Son culpables, sobre todo, de cobardía y se han convertido en el pilar principal de la indecencia y la ignominia que campean por España, donde los poderosos, especialmente los políticos, saquean y delinquen con una intolerable impunidad práctica. La cobardía de los jueces ha convertido la democracia en una pantomima y ha permitido que la ley sea desigual y rastrera, dura para los pobres, blanda para los ricos e invisible para los poderosos.

Políticos, sindicalistas, periodistas y jueces son cuatro sectores tan intensamente contaminados que han perdido el norte y hasta ignoran su misión y lugar en la democracia. Para que España se regenere y sea un país democrático y decente, donde la prioridad sea el bien común y no el beneficio de los poderosos y el interés de los grandes partidos políticos, las cuatro profesiones contaminadas deben refundarse y regenerarse de manera especial, con una reeducación profunda de sus miembros, que deberán aprender cosas tan elementales como que el poder, en democracia, reside en el pueblo, que el ciudadano es el soberano del sistema, que la democracia es el reino de la verdad y de la luz, que el bien común debe presidir todos los procesos de toma de decisiones, que los poderes básicos del Estado deben ser independientementes, que los seres humanos nacen iguales y que la justicia, la libertad y la decencia son los valores supremos del sistema.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Posicionamiento de CILUS sobre el rescate a los bancos



Liquidar una entidad no viable sale a coste cero para el Estado. En la liquidación de un banco pierden dinero sólo aquellos que han asumido riesgo, y no se penalizaría a todo el conjunto de los españoles. Los bancos españoles se han endeudado fuertemente para conceder créditos; deuda contraída ante inversores que han arriesgado su capital con miras a un interés potencial y conscientes del riesgo. Desde un principio eran conscientes de que asumían el riesgo real de pérdida de su inversión. Además, ninguna entidad en España pondría en riesgo el conjunto del sistema financiero por su liquidación. De hecho, también la Comisión Europea se ha manifestado a favor de la liquidación de entidades bancarias deficitarias para sanear el sistema financiero español. En ningún caso es obligatorio inyectar dinero público para supuestamente “salvar” a la economía española. Es más, las inyecciones de dinero público en la banca han conllevado restricciones en los derechos básicos de los españoles. 

Las actuaciones del Gobierno son insuficientes, limitadas e inútiles. La obligación de provisionar activos, el banco malo y las auditorías encargadas recientemente no son más que medidas, que permiten maquillar la realidad para evitar la asunción de responsabilidad por los políticos, CNMV, sindicatos y administración de bancos por su pésima gestión. Se han dedicado a taparse las vergüenzas unos a otros sin presentar claramente la realidad, apartar a los malos gestores y ofrecer soluciones reales. 

Proponemos obligar a los bancos que valoren sus activos tóxicos a precio real de mercado. Esto llevaría a los bancos a desprenderse de estos activos, lo que implicaría que se regularía el mercado inmobiliario (que llegaría a un nivel de precios real de mercado) y el sistema financiero al tener las entidades financieras liquidez para volver a tener crédito. Todo lo que no sea actuar en este sentido, es alargar inútilmente la crisis del sector financiero Español.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Carta al Señor Rajoy

(Desde Almería, nuestro amigo y compañero Pedro envía esta misiva a D. Mariano Rajoy Brey, que nosotros copiamos y suscribimos.)





EXCMO. SR. D. MARIANO RAJOY
PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA
PALACIO DE LA MONCLOA
MADRID

Excmo. Sr. Rajoy:

Ruego me disculpen el resto de Excmos. Srs. pero me educaron a dirigirme con este tratamiento a personas que ostentan esta dignidad aunque no la merezcan.

Como español, y no como franquista porque nunca lo fui, le ruego no engañe mas a los españoles, de los que yo me excluyo porque nuca me fié ni de V.E. ni de ningún otro dirigente, y a la vista está dada la situación a la que tanto V,E, como el resto de dirigentes habidos en nuestra Democracia, nos ha llevado a todos los españoles a un estrepitoso caos.

Le recomendaría, si me lo permite, comentase V.E. con D. Manuel Milán Mestre, a lo que ha quedado el PP en la actualidad, del partido que él junto a D. Manuel Fraga fundaron en su día.

También podría, naturalmente si V.E. me lo permite, deje de maquinar en su nefasta política económica unos minutos y entre en internet en la página de D. Francisco Viyuela (Director de Independent Advisor en Estrategias Tv) y recréase en el vídeo de fecha 27-06-2012, tal vez esto le sirva para comprender un poco lo que en este escrito quiero exponerle.

Mire, Sr. Rajoy, siendo yo un ciudadano de a pié que solo pienso con la cabeza, dedicando un poco de tiempo para acudir a internet, quizás menos de media hora he conseguido obtener unos datos para explicar una forma de actuar que la mayoría de españoles le están reclamando para que no pretenda hacernos pagar toda la maquiavélica gestión económica que todos los políticos habéis hecho en nuestra democracia. No es necesario que se postre V.E. de rodillas ante la Sra. Merkel durante mas tiempo, por dignidad de español, copie su modelo y no maquine mas con los españoles, mire lo que le expongo a continuación:

MODELO ALEMÁN

Número de habitantes alemanes               Número de habitantes españoles

               81.702.329                                                    47.190.493

Número de políticos alemanes                   Número de políticos españoles

                        150.000                                                        445.568

      Según estas cifras, se tendrían:

      Número de políticos alemanes /habitante: 1 político por cada 554 habitantes

 Número de políticos españoles/habitante: 1 político por cada 106 habitantes

A la vista del modelo Federal alemán y haciendo una regla de Tres Simple, a España le correspondería entonces 86.638 políticos con lo que se podría ahorrar:

445.568 – 86.638 = 358.929 políticos sobrantes

Calculando por de bajo los honorarios de un político aquí en España en 100.000 €, se tendrá un ahorro de:

      358.929 políticos X 100.000 € = 35.892.900.000 €

Con lo anteriormente expuesto y lo que a continuación creo sería necesario, podríamos obtener unos ahorros suficientes como para no tener que seguir V.E. arrodillándose mas ante la Sra. Mekel:

1º. Suspensión total de subvenciones a partidos políticos, sindicatos y patronal. Estas instituciones se abastecerían de las cuotas de sus afiliados, como ocurre en otros paises.

2º. Suspensión total de honorarios vitalicios a los Srs. Diputados, solo les serviría para acumular con su anterior trabajo para reunir los 35 años de cotización para cobrar la jubilación.

3º. Hace pocas fechas en un programa de radio se comentaba que a fecha de 30-11-2011, se habían evadido a paraísos fiscales 136 mil millones de euros y se esperaba que a partir de esa fecha se evadirían muchos mas. Espero, Sr. Rajoy que estos capitales no son precisamente de los sufridos funcionarios, pensionistas ni parados, ¿no le parece?, ante esta situación habría que perseguir hasta encontrar a los autores de este expolio.

4º. Me parece bochornosa propuesta que hace V.E. de hacer un pacto fiscal a estas fortunas, estando como está nuestra economía que además hemos llegado a ella por la única culpa de sus desastrosas acciones de gobierno de los diferentes grupos políticos.

Finalmente quiero referirme a la escandalosa actuación de 68 diputados que cobran 1.800 y pico € en concepto de pensión para alimentos y hospedaje para asistir a las sesiones parlamentarias cuando esos 68 diputados viven en Madrid, dos ministros de los que asisten a las diferentes sesiones parlamentarias viven en Madrid y las cobran, uno de ellos se le reconocen 4 viviendas en Madrid, Sr. Rajoy, ¿tiene algo que decir a los parados, pensionistas y funcionarios respecto a este tema?. Yo creo que ya no es solamente por la cantidad, sino por la actitud ante los españoles de la bochornosa imagen que dan al país.

Sr. Rajoy, en sus propias filas se está produciendo una escisión, su partido empieza a resquebrajarse, ¿es posible que aún siga V.E. con su obstinada forma de hacer política?, eso mismo también le está ocurriendo al resto de partidos políticos, la ciudadanía está totalmente convencida del fracaso de los partidos tradicionales, se están fracturando todos los partidos porque no creen en nada de las promesas que hacéis en las campañas electorales, estamos asistiendo al principio del final de una etapa de la que surgirá una nueva forma de hacer una política diferente, hay que poner al servicio de la ciudadanía una política nueva y no al servicio de unos intereses personales y partidistas.. Esto llegará muy pronto pues los ciudadanos lo están pidiendo a gritos.

Sr. Rajoy, tome buena nota de todo lo que le expongo en este escrito y que llegue en breve este necesario día.

Un saludo de un ciudadano totalmente disconforme con la actual forma de hacer política.