martes, 11 de diciembre de 2012

                               ¡ CILUS  DENUNCIA !

 VÍDEO APARECIDO EN YOU-TUBE: "El cabronazo del rey"


El pasado lunes día 26 de noviembre, aparecía un video en You-Tube bajo el amparo de Izquierda Unida (IU), titulado “EL CABRONAZO DEL REY”.

Creemos que cuando se tiene la sospecha de la comisión de un delito, es obligación de la Fiscalía actuar de inmediato para aplicar todo el peso de la Ley sobre quién presuntamente lo comete.

En este caso no existe la presunción de inocencia, no hay mas que acudir a la hemeroteca de You Tube y buscar este execrable título y se podrá comprobar su existencia y bajo el amparo de unas siglas (IU).

Igualmente entendemos que al tratarse de injurias al Rey que a su vez es el Jefe del Estado Español, corresponde a la Fiscalía General del Estado el que debe asumir la investigación del delito y hacer caer todo el peso de la Ley sobre la autoría del delito.

Está claro que cada uno defiende sus ideas como lo han enseñado desde pequeñito, normalmente sus padres o progenitores. En este caso, actúan de forma grosera, ordinaria, con una falta de respeto hacia los demás y de una forma bandálica, así como cebados por el odio. Desgraciadamente, esto, unido a la pasividad de nuestros gobernantes hacen que se propaguen estos tipos de execrables actuaciones, no es la primera vez que se comenten estas atroces manifestaciones. Tenemos la fama de ser el país donde resultan mas baratos realizar estos tipos de delitos.

Cada día se hace mas necesario que para ejercer una actividad pública es incuestionable la necesidad de hacer una selección de la persona que vaya a desempeñar un cargo público, para esta tarea se convocan oposiciones para ocupar plazas públicas con muchísimo menos rango y sin embrago para las mas responsables (políticos) pueden realizarlas despreciables personajillos como el protagonista del video objeto de esta denuncia.

Cilus, no es precisamente quien denuncia en solitario estas actitudes, véase la cantidad de denuncias por corrupción que hay en los Juzgados, leamos, veamos y oigamos los diferentes medios de comunicación donde se reflejan a diario la denuncia social de todo el pueblo Español, son todos los colectivos sociales los que se manifiestan ante esta forma de actuación.

¿Qué herencia vamos a dejar a nuestras próximas juventudes que presencian estos insultos al Rey y a su vez Jefe del estado?, ¿Qué podremos esperar de ellos?, desde luego nada ejemplarizante, estamos creando una juventud sin ningún futuro esperanzador. Debemos ser conscientes que no son ellos los culpables.
 
Creemos que va siendo hora de que pongamos fin a estos tipos de conductas irresponsables y que asumamos los hechos como son, no mirando hacia otro lado para eximirnos de nuestras propias responsabilidades, sembremos hoy para recoger mañana, de ellos será el futuro de España y si verdaderamente la amamos, hagámoslo con las suficientes garantías de un mejor futuro.

                                                                      Málaga a 29 de Noviembre de2012
                                                                      CILUS-MÁLAGA           

domingo, 25 de noviembre de 2012

Valoración de las elecciones autonómicas catalanas


Felicitamos a los ciudadanos de Cataluña por su civismo y su mayor participación en estas elecciones autonómicas, aunque en unos comicios tan importantes por sus connotaciones independentistas habría sido deseable que fuera una participación más elevada, ya que el 60% del censo es una cifra muy débil.

Cilus también saluda que el reciente escándalo de corrupción de dirigentes de CiU haya tenido su reflejo en los resultados y que el presidente en funciones de la Generalidad de Cataluña no haya podido encubrir detrás de su campaña independentista la ineficacia de su gestión de gobierno durante estos dos años pasados.

En Cilus nos preocupa, no obstante, la mayoría absoluta de los partidos favorables a la independencia y la previsible inestabilidad del próximo gobierno autonómico catalán, ya que la composición del parlamento catalán hará difícil un gobierno moderado y serio. Es muy posible que la fragmentación lleve a elecciones anticipadas si CiU no logra formar un gobierno estable, sobre todo porque su campaña ha estado marcada por una clara apuesta por la independencia, lo que reduce, en principio, las opciones para una coalición con partidos contrarios a la independencia.

CIUDADANOS LIBRES UNIDOS
Secretaría de Comunicación

lunes, 29 de octubre de 2012

Da Igual Galicia que País Vasco. ¡TODO ESTÁ PODRIDO!




Les voy a decir una cosa: el resultado de las elecciones vascas y gallegas, en el fondo y salvo por la cuestión soberanista en el primero de los comicios, dan igual. El panorama político en España es desolador. Y basta conversar dos minutos con cualquiera que tenga conocimiento interno del mismo para salir espantado. No hay, desafortunadamente, administración que se salve.
En los últimos días he podido conocer de primera mano parte de la realidad de Castilla y León, que es de las pocas que aún no ha acudido al Fondo de Liquidez Autonómica para solicitar ayuda. Pues bien, pese a ser de momento un oasis en medio del desierto de la financiación, las historias que cuentan los que han estado próximos a algunos miembros de sus sucesivos gobiernos son para salir corriendo y no parar.
Ahora que la precipitación presupuestaria obliga a extremar las medidas de control y flota latente la denuncia de todos aquellos funcionarios que piensan que con su silencio tienen mucho más que perder que ganar, al contrario de lo que ocurría antes, la mierda amenaza con aflorar a la superficie a toneladas y terminar de mostrar un estado de corrupción, en la doble acepción del término 'estado', en el que hasta el más tonto ha tratado de utilizar los recovecos del sistema para lucrarse de forma directa o indirecta.
Desde los más relevantes, como ese apellido ilustre del PP, familia de rancio abolengo en el partido, cuyas facturas de teléfono, almuerzos diarios y hasta flores eran la comidilla en la Junta, hasta esa Consejera que no dudaba en hacer pasar como gasto de representación el iPad, los bolsos o los regalos para sus hijos y que, lejos de ser relegada tras las últimas elecciones, ha salido reforzada en el gobierno regional para estupefacción de quienes internamente la venían denunciando.
Eso por no hablar del derroche que supone un modo ruinoso de administrar unos recursos por definición escasos ya que pertenecen a todos los ciudadanos.  Disparar con pólvora del rey lo hace cualquiera. Venga muebles, venga material informático que luego ni se abre, venga coches, chóferes y lo que se tercie. El despilfarro como norma en la creencia de que el servicio público es cosa del vivo al bollo y el muerto al hoyo, comamos y bebamos que no sabemos lo que nos va a durar este chollo.
No es de extrañar, desde ese punto de vista, el desapego de los ciudadanos hacia la política como vehículo representativo del sentir popular, dada la falta de democracia interna en los propios partidos, la carencia de listas abiertas y la falta de circunscripciones que vinculen desde el conocimiento directo a gobernantes y gobernados; hacia unas políticas trufadas de un tacticismo que generan inseguridad jurídica y van a remolque de los acontecimientos, ¿cuántos Reales Decretos ha habido desde que la prima de riesgo se ha relajado?; y hacia unos políticos que han hecho de la profesión su único modo de vida, porque no sabrían ganársela de otro modo: les falta voluntad y, sobre todo, conocimiento para ello.
Aún así, nos aferramos con cada elección al espejismo democrático en la ingenua creencia de que nuestra capacidad de decisión es el mejor de los sistemas posible, sabiendo como sabemos que hace tiempo que no es así. Tal y como está concebido en la actualidad, su carácter fraudulento es flagrante: los programas electorales son papel mojado y las promesas de las campañas se hacen para incumplirlas. Nos da igual, allá que vamos felices a la periódica excursión al colegio de turno, a depositar nuestra papeleta. Que buenos son los Padres Escolapios...
Una reforma constitucional no solo es posible sino que se ha convertido en imprescindible. Y es ahora, antes de que el desapego fragmente el arco parlamentario, cuando los dos partidos que representan a una mayoría suficiente de los españoles deben abordarla con determinación, entre otras cosas, para renunciar a sus privilegios actuales y, a partir de ahí, sacar la Transición del callejón sin salida en que ellos mismos la han metido mientras la gran mayoría de la población miraba hacia otro lado. Días de vino con sabor a ladrillo y rosas impregnadas de ilusión de riqueza.
PP y PSOE tienen muy poco que perder y mucho que ganar. Más les vale darse cuenta y ofrecer de una vez por todas altura de miras antes de que, por acción y omisión, caigan víctimas de su propia insignificancia. Que caerán.
Buena semana a todos.   

( Fuente:S. McCoy )

sábado, 13 de octubre de 2012

Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea



Para los que nos sentimos profundamente europeos, a pesar de la críticas que hayamos podido hacer a ciertas derivas de la Unión Europea, la concesión del Premio Nobel de la Paz a dicha institución supranacional debe ser un motivo de profundo orgullo. Este premio nos corresponde también un poco a todos los ciudadanos europeos, aunque reconozco que a unos más que a otros. Entre los primeros cuento a los padres y países fundadores

¿Por qué ha recibido este premio la UE? Cito textualmente las últimas líneas de la declaración:"El comité quiere dirigir su mirada a lo que considera el principal logro de la UE: su lucha exitosa por la paz y la reconciliación, así como por la democracia y los derechos humanos". "El trabajo de la Unión Europea representa la hermandad entre las naciones y responde a una forma de Congreso de la Paz".

Conviene tener muy presente estos términos, que por cierto responden casi literalmente a los artículos 49 y 2 del Tratado de la Unión Europea. Conviene no hablar con tanta frivolidad del ingreso como miembro en la UE, como si se tratase del ingreso en un club de futbol. Dudo de que España en su totalidad cumpla actualmente con estos requisitos de democracia y de respecto a los derechos humanos, y de lo qué sí estoy seguro es de que algunas regiones no entrarían, precisamente porque no se dan estos requisitos. Recordemos que varios países han tenido que cambiar su legislación antes de poder solicitar el ingreso. Por analogía con los bancos, convendría someter a algunas regiones de España, entre ellas a Cataluña, al test de democracia. 

Ciudadanos Libres Unidos -CILUS- es un partido que ve en una mayor integraciñon de la Unión Europea la única solución a la crisis actual

sábado, 6 de octubre de 2012

Spain, very, very brave





                                                                  Por Luis Navajas.

Desde luego que hay que tener tripas sin estrenar para decir que las decisiones tomadas por el gobierno español, son “muy, muy valientes”, o que “el tijeretazo es un paso importante”, o que son “impresionantes”, por citar algunas; como han dicho la Sra. Lagardela Comisión Europea y Alemania, respectivamente.

Está claro, hay que reducir el déficit y hay que deslomarse para buscar fórmulas que creen empleo. No digo trabajar para ello. Digo deslomarse. Que es lo que hicieron la mayoría de nuestros abuelos y padres para dejarnos una mejor calidad de vida.

Por supuesto que tengo mi teoría (y certeza), de por qué nos encontramos en la situación que estamos, pero su relato sería objeto de otro análisis. Me quiero referir a esas frasecitas que, a modo de lluvia calaera, nos van llegando desde otras personas que -mejor para ellas-, no tienen el mínimo problema económico para llegar a fin de mes, a fin de año, y, en algunos casos, hasta el fin de sus días.

Qué saben los piones europeos sobre tener que hacer cuentas, día a día,  no ya para llegar a fin de mes, sino que para cuando llegue ese día fatídico, se haya podido esquivar el corte de luz, de teléfono, o la carta del desahucio. Qué sabrán ellos cuando sólo conocen sus sueldos impresionantes. Y, sin pudor alguno, me salen con esas lindezas sobre lo bien que lo estamos haciendo y lo valientes que son sus amigos y colegas de sueldo españoles. Pues no, mire usted; no.

Ser valientes hubiese significado: No haber mirado para Lebrija cuando la burbuja inmobiliaria se inflaba, haber controlado el sistema de concesión de créditos que nuestros bancos y cajas de ahorro pusieron en práctica, no haber reelegido a aquellos gobernantes que nos estaban endeudando hasta los ojos, poner en práctica un plan antifraude serio y efectivo, no permitir que la banca se reparta una pasta entre sus dirigentes… Y, por supuesto, haber metido en el talego a todo aquel que haya sido condenado por beneficiarse del dinero público, previa exigencia de devolución, al pueblo, de la pasta despistada hacia sus bolsillos.

Así que, esto de decisiones valientes ahora; nada de nada. No hay que ser nada valiente para dejar a los abuelos, funcionarios, amas de casa, discapacitados, niños, jóvenes, padres de familia, etc., sin unos recursos que les pertenecen. Para hacer eso lo que hace falta es ser  mezquino e inútil. Claro que la mezquindad y la inutilidad, en este caso, tienen carácter retroactivo. Lo que hay que hacer ahora, también hubo que hacerlo en el pasado. Que cada palo aguante su vela.

¿Dónde estaban estos europeos acuñadores de frases vacías hace unos años? Por qué no dijeron que había que ser valientes y acometer tal o cual reforma. Sencillamente porque no tenían ni puta idea de lo que se nos venía encima. Ni ellos, ni los nuestros.

¿Quieren hablar de valentía? Pues les presento a la familia Pérez, que, con la pensión de su abuelo, malviven en una vivienda social de 50 metros porque el paro y el banco les han quitado su casa. Y como ellos, miles y miles de familias que en este país de mierda se tienen que tragar las lágrimas que les produce la situación que les ha tocado vivir.

¿Spain, very, very brave? Y una mierda. El día que seamos valientes aquí se forma la de dios.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Los cuatro grandes culpables del fracaso español





Los políticos, los sindicalistas, los periodistas y los jueces son los cuatro grandes culpables del fracaso español y los profesionales más despreciados por la sociedad, en la que el quinto gran culpable es la misma ciudadanía, integrada mayoritariamente por borregos sometidos que apoyan el sistema con su sometimiento y con sus votos ante las urnas, vergonzosamente permisivos e incapaces de poner freno a los abusos, desmanes e injusticias de su lamentable clase dirigente.

Las encuestas reflejan en España, con meridiana claridad, el profundo desprecio ciudadano a esos grupos y profesionales, convertidos en los grandes pilares del actual desastre de España, un país de desempleados, pobres, fracasados, con sus valores en quiebra y poblado de gente triste, confusa y sin esperanza.

Los políticos españoles son culpables por corruptos, embaucadores y fracasados. Son los principales culpables porque acumulan mas poder y responsabilidad que ningún otro sector de la sociedad, controlando las leyes, la fuerza, el presupuesto y los poderosos recursos del Estado. A pesar de todo, no han sido capaces de solucionar los grandes problemas del país y muchas veces los han agrandado con sus errores y debilidades, olvidando que han sido elegidos, situados en la cúspide de la sociedad y rodeados de privilegios no para que tomen decisiones, sino para que acierten y aporten soluciones.

Los sindicalistas son también culpables del desastre español por renunciar a su función reguladora en las relaciones laborales y por haberse convertidos en vagos y maleantes subvencionados. Han abandonado a los trabajadores y se han integrado en el poder establecido, formando un bloque compacto con los políticos, especialmente con los de izquierda, repartiéndose privilegios y ventajas y comulgando con desmanes, abusos, corrupciones y traiciones.

Los periodistas se han convertido en los grandes cómplices del poder abusivo, corrupto y antidemocrático que está destrozando España, tras haber asesinado su propia independencia y, subyugados por el poder y sus ventajas, han renunciado a la verdad y a la fiscalización de los poderosos, incorporándose, vergonzosamente, a los dispositivos de propaganda y mentira del sistema. Han abandonado al pueblo a su suerte y han convertido la democracia en una orgía de poderosos sin control, sin crítica y sin vigilancia. Impregnados de ignominia y oprobio, la mayoría de los periodistas españoles, de un modo u otro, directa o indirectamente, se han vendido al poder y han fracasado, convirtiéndose, ante los ojos de los ciudadanos, en traidores y colaboracionistas que deberán ser castigados cuando España consiga ser un país democrático.

Los Jueces, igualmente sometidos al poder político, se han dejado dominar y controlar sin ofrecer resistencia, acabando con la independencia judicial y con la Justicia misma en un país que, por la densidad de delincuentes con poder, necesitaba, urgente e intensamente, de sus servicios. Son culpables, sobre todo, de cobardía y se han convertido en el pilar principal de la indecencia y la ignominia que campean por España, donde los poderosos, especialmente los políticos, saquean y delinquen con una intolerable impunidad práctica. La cobardía de los jueces ha convertido la democracia en una pantomima y ha permitido que la ley sea desigual y rastrera, dura para los pobres, blanda para los ricos e invisible para los poderosos.

Políticos, sindicalistas, periodistas y jueces son cuatro sectores tan intensamente contaminados que han perdido el norte y hasta ignoran su misión y lugar en la democracia. Para que España se regenere y sea un país democrático y decente, donde la prioridad sea el bien común y no el beneficio de los poderosos y el interés de los grandes partidos políticos, las cuatro profesiones contaminadas deben refundarse y regenerarse de manera especial, con una reeducación profunda de sus miembros, que deberán aprender cosas tan elementales como que el poder, en democracia, reside en el pueblo, que el ciudadano es el soberano del sistema, que la democracia es el reino de la verdad y de la luz, que el bien común debe presidir todos los procesos de toma de decisiones, que los poderes básicos del Estado deben ser independientementes, que los seres humanos nacen iguales y que la justicia, la libertad y la decencia son los valores supremos del sistema.

sábado, 15 de septiembre de 2012

Posicionamiento de CILUS sobre el rescate a los bancos



Liquidar una entidad no viable sale a coste cero para el Estado. En la liquidación de un banco pierden dinero sólo aquellos que han asumido riesgo, y no se penalizaría a todo el conjunto de los españoles. Los bancos españoles se han endeudado fuertemente para conceder créditos; deuda contraída ante inversores que han arriesgado su capital con miras a un interés potencial y conscientes del riesgo. Desde un principio eran conscientes de que asumían el riesgo real de pérdida de su inversión. Además, ninguna entidad en España pondría en riesgo el conjunto del sistema financiero por su liquidación. De hecho, también la Comisión Europea se ha manifestado a favor de la liquidación de entidades bancarias deficitarias para sanear el sistema financiero español. En ningún caso es obligatorio inyectar dinero público para supuestamente “salvar” a la economía española. Es más, las inyecciones de dinero público en la banca han conllevado restricciones en los derechos básicos de los españoles. 

Las actuaciones del Gobierno son insuficientes, limitadas e inútiles. La obligación de provisionar activos, el banco malo y las auditorías encargadas recientemente no son más que medidas, que permiten maquillar la realidad para evitar la asunción de responsabilidad por los políticos, CNMV, sindicatos y administración de bancos por su pésima gestión. Se han dedicado a taparse las vergüenzas unos a otros sin presentar claramente la realidad, apartar a los malos gestores y ofrecer soluciones reales. 

Proponemos obligar a los bancos que valoren sus activos tóxicos a precio real de mercado. Esto llevaría a los bancos a desprenderse de estos activos, lo que implicaría que se regularía el mercado inmobiliario (que llegaría a un nivel de precios real de mercado) y el sistema financiero al tener las entidades financieras liquidez para volver a tener crédito. Todo lo que no sea actuar en este sentido, es alargar inútilmente la crisis del sector financiero Español.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Carta al Señor Rajoy

(Desde Almería, nuestro amigo y compañero Pedro envía esta misiva a D. Mariano Rajoy Brey, que nosotros copiamos y suscribimos.)





EXCMO. SR. D. MARIANO RAJOY
PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA
PALACIO DE LA MONCLOA
MADRID

Excmo. Sr. Rajoy:

Ruego me disculpen el resto de Excmos. Srs. pero me educaron a dirigirme con este tratamiento a personas que ostentan esta dignidad aunque no la merezcan.

Como español, y no como franquista porque nunca lo fui, le ruego no engañe mas a los españoles, de los que yo me excluyo porque nuca me fié ni de V.E. ni de ningún otro dirigente, y a la vista está dada la situación a la que tanto V,E, como el resto de dirigentes habidos en nuestra Democracia, nos ha llevado a todos los españoles a un estrepitoso caos.

Le recomendaría, si me lo permite, comentase V.E. con D. Manuel Milán Mestre, a lo que ha quedado el PP en la actualidad, del partido que él junto a D. Manuel Fraga fundaron en su día.

También podría, naturalmente si V.E. me lo permite, deje de maquinar en su nefasta política económica unos minutos y entre en internet en la página de D. Francisco Viyuela (Director de Independent Advisor en Estrategias Tv) y recréase en el vídeo de fecha 27-06-2012, tal vez esto le sirva para comprender un poco lo que en este escrito quiero exponerle.

Mire, Sr. Rajoy, siendo yo un ciudadano de a pié que solo pienso con la cabeza, dedicando un poco de tiempo para acudir a internet, quizás menos de media hora he conseguido obtener unos datos para explicar una forma de actuar que la mayoría de españoles le están reclamando para que no pretenda hacernos pagar toda la maquiavélica gestión económica que todos los políticos habéis hecho en nuestra democracia. No es necesario que se postre V.E. de rodillas ante la Sra. Merkel durante mas tiempo, por dignidad de español, copie su modelo y no maquine mas con los españoles, mire lo que le expongo a continuación:

MODELO ALEMÁN

Número de habitantes alemanes               Número de habitantes españoles

               81.702.329                                                    47.190.493

Número de políticos alemanes                   Número de políticos españoles

                        150.000                                                        445.568

      Según estas cifras, se tendrían:

      Número de políticos alemanes /habitante: 1 político por cada 554 habitantes

 Número de políticos españoles/habitante: 1 político por cada 106 habitantes

A la vista del modelo Federal alemán y haciendo una regla de Tres Simple, a España le correspondería entonces 86.638 políticos con lo que se podría ahorrar:

445.568 – 86.638 = 358.929 políticos sobrantes

Calculando por de bajo los honorarios de un político aquí en España en 100.000 €, se tendrá un ahorro de:

      358.929 políticos X 100.000 € = 35.892.900.000 €

Con lo anteriormente expuesto y lo que a continuación creo sería necesario, podríamos obtener unos ahorros suficientes como para no tener que seguir V.E. arrodillándose mas ante la Sra. Mekel:

1º. Suspensión total de subvenciones a partidos políticos, sindicatos y patronal. Estas instituciones se abastecerían de las cuotas de sus afiliados, como ocurre en otros paises.

2º. Suspensión total de honorarios vitalicios a los Srs. Diputados, solo les serviría para acumular con su anterior trabajo para reunir los 35 años de cotización para cobrar la jubilación.

3º. Hace pocas fechas en un programa de radio se comentaba que a fecha de 30-11-2011, se habían evadido a paraísos fiscales 136 mil millones de euros y se esperaba que a partir de esa fecha se evadirían muchos mas. Espero, Sr. Rajoy que estos capitales no son precisamente de los sufridos funcionarios, pensionistas ni parados, ¿no le parece?, ante esta situación habría que perseguir hasta encontrar a los autores de este expolio.

4º. Me parece bochornosa propuesta que hace V.E. de hacer un pacto fiscal a estas fortunas, estando como está nuestra economía que además hemos llegado a ella por la única culpa de sus desastrosas acciones de gobierno de los diferentes grupos políticos.

Finalmente quiero referirme a la escandalosa actuación de 68 diputados que cobran 1.800 y pico € en concepto de pensión para alimentos y hospedaje para asistir a las sesiones parlamentarias cuando esos 68 diputados viven en Madrid, dos ministros de los que asisten a las diferentes sesiones parlamentarias viven en Madrid y las cobran, uno de ellos se le reconocen 4 viviendas en Madrid, Sr. Rajoy, ¿tiene algo que decir a los parados, pensionistas y funcionarios respecto a este tema?. Yo creo que ya no es solamente por la cantidad, sino por la actitud ante los españoles de la bochornosa imagen que dan al país.

Sr. Rajoy, en sus propias filas se está produciendo una escisión, su partido empieza a resquebrajarse, ¿es posible que aún siga V.E. con su obstinada forma de hacer política?, eso mismo también le está ocurriendo al resto de partidos políticos, la ciudadanía está totalmente convencida del fracaso de los partidos tradicionales, se están fracturando todos los partidos porque no creen en nada de las promesas que hacéis en las campañas electorales, estamos asistiendo al principio del final de una etapa de la que surgirá una nueva forma de hacer una política diferente, hay que poner al servicio de la ciudadanía una política nueva y no al servicio de unos intereses personales y partidistas.. Esto llegará muy pronto pues los ciudadanos lo están pidiendo a gritos.

Sr. Rajoy, tome buena nota de todo lo que le expongo en este escrito y que llegue en breve este necesario día.

Un saludo de un ciudadano totalmente disconforme con la actual forma de hacer política.           

miércoles, 29 de agosto de 2012

La generación que construyó España


¿Quiénes son los pobres? Los nietos de los ricos”. [Aforismo castellano]


España 1970
Cuando analizas lo que ocurre en una empresa o una sociedad, debes buscar las causas que provocan su situación, porque sólo trabajando sobre las causas, puedes cambiar los efectos. Y no tengo ninguna duda de que una de las principales causas de la prosperidad que vivimos en los años pasados fue la actitud de la generación de nuestros padres, y una de las principales causas de la crisis, es haber perdido esa actitud.

Recuerdo que hace años, un empresario brillante que viajó a China para hacer negocios, me comentaba: “China va a ser imparable. Cuando llegas allí el ambiente te recuerda la España de los años 70. Todo el mundo quiere trabajar mucho, ahorrar, comprarse su casa, su coche, que sus hijos vayan a la universidad… Cuando una generación está así centrada, no hay quien la pare” Este pensamiento me hizo reflexionar entonces y me ha vuelto a la memoria al contemplar a las tres generaciones que convivimos.

Mis padres tienen en torno a 70 años, y siempre han sido un ejemplo de trabajo, honradez, austeridad, previsión y generosidad. Pertenecen a una generación que, como dice mi padre, les tocó el peor cambio: de jóvenes trabajaron para sus padres y de casados para sus hijos.

Son gente que veían el trabajo como una oportunidad de progresar, como algo que les abría a un futuro mejor, y se entregaron a ello en condiciones muy difíciles. Son una generación que compraba las cosas cuando podía y del nivel que se podía permitir, que no pedía prestado más que por estricta necesidad, que pagaban sus facturas con celo, y ahorraban un poco “por si pasaba algo”, que gastaban en ropa y lujos lo que la prudencia les dictaba y se bañaban en ríos cercanos, disfrutando de tortillas de patata y embutidos, en domingos veraniegos de familia y amigos.

Y tan sensatos, prudentes y trabajadores fueron, que constituyeron casi todas las empresas que hoy conocemos, y que dan trabajo a la mayoría de los españoles.

Sabían que el esfuerzo tenía recompensa y la honradez formaba parte del patrimonio de cada familia. Se podía ser pobre, pero nunca dejar de ser honrado.

La democracia significaba libertad y posibilidades y seguir viviendo en armonía y respeto.

Y cometieron los dos peores errores imputables a esa generación:

1)      “Que mis hijos no trabajen tanto como trabajé yo”. Nos cargamos la cultura del esfuerzo y del mérito de un plumazo, convirtiendo el trabajo en algo a evitar.

2)      “Como tenemos unos ahorrillos, hijo, tu gasta, que para eso están tus padres”. Con lo que mi generación empezó a pensar que el dinero nacía en las cuentas corrientes de sus padres, que daban la impresión de ser inagotables y que los bancos eran unas fuentes inagotables de hipotecas, rehipotecas y contrarehipotecas.

Y entonces, eclosionó nuestra generación (yo soy del 67).


La generación de los nuevos ricos, la generación de “los pelotazos”, del gasto continuo, de la especulación, de la ingeniería financiera, de la exhibición del derroche, la de lo quiero todo y lo quiero ya, la de “papá dame”.


Y todos nos volvimos ricos (en apariencia), todos nos convertimos en gastro-horteras. ¿Conocéis a alguien que se atreva a comer un bocata de chorizo? Le corren a gorrazos por paleto. Ahora hay que comer hamburguesas deconstruidas al aroma de los almendros al atardecer. ¿Y qué decir del vino? Pasamos del Don Simón con Casera, al Vega Sicilia sin fase de descompresión. El vino ya no está “bueno”, ahora tiene matices a fruta del bosque, con un retrogusto alcohólico, que adolece de un cierto punto astringente, con demasiada presencia de roble.
Esto, por supuesto, a golpe de docenas de euro, que para ser un “enterao” hay que pasar por taquilla. ¡Y es que pocas cosas cuestan tanto, como ocultar la ignorancia!

Somos la generación de “endeudarse para demostrar que eres rico”.
Increíble pero cierto.

-          ¿Sólo debes 500.000 €? Es que eres un cutre. Mira, nosotros debemos ya 2.000.000 y nos están estudiando una operación por otros 2 más.

-          Vosotros sí que sabéis sacar provecho al sistema… Ojalá yo algún día pueda deber esas cantidades. ¡Cuánto envidio tus préstamos!

En Alemania no daban abasto a fabricar Mercedes, Audis, BMW para los españoles.

Irrumpió Europa en nuestras vidas y llegó en forma de mega infraestructuras que producían mega comisiones para todos los involucrados. ¡Viva el cazo! ¡Viva el yerno del Rey! ¡Que se besen los padrinos! Además llovían las subvenciones, nos daban una fortuna por plantar viñas y luego a los dos años otra fortuna por arrancarlas. Que llegaba un momento que no sabías si tenías que plantar o arrancar. A propósito, ¿Qué toca este año?

Si algún “tarao” dice que hay que parar esto, se le lapida y  “que no pare la fiesta”. Por supuesto que todos estamos de acuerdo que esto es imposible que se sostenga, pero hay que empezar a recortar por el vecino, que lo mío son todo derechos esculpidos en piedra en la sacrosanta constitución.

De la siguiente generación mejor no hablar (lo dejaré para otro post).
Esa es la generación que dice el aforismo que será pobre, por ser nieta de ricos.

Si somos incapaces de volver a los valores con los que se construye una sociedad sostenible, nos hundiremos, eso sí, cargados de reivindicaciones.

En mi casa siempre he tenido un ejemplo vivo de cordura, honradez y esfuerzo. Y no han sido menos felices que nosotros. Los psiquiatras, de hecho, dicen que al revés, que han sido bastante más. Debe ser que la sencilla tortilla, el melón fresquito, comprar el sofá cuando se podía, poner las cortinas cosidas por nuestra madre, con ayuda de la abuela, trabajar y echarle huevos para emprender (aunque no lo llamaban así) no debía ser mala receta.

Desde aquí quiero dar las gracias a mis padres y a toda esa generación que nos regalaron un país cojonudo, que nos hemos encargado de arruinar (entre todos, que todos hemos aplaudido la locura), y que sólo con que nos descuidemos un poquito más, le vamos a dejar a nuestros hijos un protectorado chino, donde serán unos esclavos endeudados y tendrán unas historias legendarias sobre la prosperidad que crearon sus abuelos, empeñaron sus padres y son incapaces de imaginar los nietos.

Estamos a tiempo de cambiarlo, pero cada vez tenemos menos. Podemos encontrar maestros en casa.

Tribuna de Salamanca


domingo, 5 de agosto de 2012

Constituida la Agrupación de Málaga de Cilus




El 7 de julio de 2012 se constituyó en Málaga la Agrupación de Málaga de Ciudadanos Libres Unidos - Cilus.

Al acto asistieron todos los miembros del Comité Ejecutivo de Cilus.

La Asamblea General de la nueva Agrupación de Málaga eligió su Consejo de Agrupación compuesto por los siguientes miembros:

Coordinadora: Inmaculada Trugillo
Secretario: Alberto Ximénez
Tesorera:  Mª Ángeles Fernández
Resp. Comunicación:  José Antonio Peres
Vocal: Rosa Meléndez
Vocal: Julio del Pozo
Vocal: Antonia Amores






jueves, 19 de julio de 2012

Un pasito hacia la igualdad de todos los españoles

El amigo y compañero Félix de la Fuente reflexiona brevemente...


En medio de tantas noticias tristes y pesimistas es reconfortante saber que, por fin, los españoles del País Vasco que tuvieron que salir por piernas de su tierra por miedo a ETA, pueden votar,  aunque se encuentren en Tarifa o en cualquier parte de España, a los candidatos de su tierra, privilegio del que sólo gozaban los descendientes de los pastores vascos que emigraron hace más de cien años a Norteamérica

Día triste para Arzálluz, el de las soflamas a los españoles Gross Auheim, que luego se especializaría en las ideas de l partido cristiano “muy de derechas” CSU, de Baviera, y en otro tipo de soflamas. Día triste también para su amigo Pujol, que no quiere café para todos, sino sólo para sus correligionarios. Y día triste para todos los que han tenido responsabilidades políticas en España y han tolerado esta situación durante tantos años.

un día de esperanza para todos los que luchan por que desaparezcan tantísimas desigualdades entre los españoles y tanta injusticia en España. 

Y día alegre para CILUS, que lucha por esta causa.

martes, 22 de mayo de 2012

Desahucios: Ciudadanos Libres Unidos apuesta por el alquiler social




El desahucio: una vergüenza nacional - Hacia el alquiler social

“Todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho” (art. 47 de la Constitución española).

El problema de desahucio al que se enfrentan muchas familias españolas ante la pasividad absoluta de las administraciones tanto locales, como autonómicas y nacionales, es una vergüenza nacional tan grave como el paro, además de ser anticonstitucional. Este hecho deberíamos denunciarlo todos ante el Defensor del pueblo.

Los bancos y cajas de ahorro, que, en realidad y según algunas sentencias judiciales, son los principales responsables del impago de las hipotecas, por haber tasado ellos mismos las viviendas por encima de su valor real y por haber provocado ellos mismos el desastre financiero,  cuentan con toda la ayuda del Estado – es decir con el dinero de todos los españoles-, no solo para sanear sus balances sino para quedarse con los pisos de las familias desahuciadas y poderlos vender en su día a mejor precio.

Proponemos:

  1. Que la urgencia que han mostrado nuestros diputados para sacar adelante algunas leyes baladíes, la muestren para cambiar la legislación para que sea legalmente posible la dación en pago.

  1. Que parte de los millones que el Gobierno les han concedido y les concede a los bancos, los empleado para quedarse directamente al menos con parte de los inmuebles, y entre ellos las viviendas que salen a pública subasta para que sus dueños no sean desahuciados, a la espera de que algún día puedan pagar un alquiler social e incluso recuperar la vivienda en tiempos mejores. Hubiera salido más económico. No tendríamos el drama de tantas familias desahuciadas. Y si nunca más estuvieran en condiciones económicas de poderlo recuperar, al menos podrían pagar alquiler social      adaptado a sus necesidades. Esto debería aplicarse incluso para las familias que ha sido ya desahuciadas

Acciones que proponemos:

A)      Poner, como partido, una denuncia ante el Defensor de pueblo por incumplimiento por parte del Gobierno de una de sus principales obligaciones.

B)      Apoyar con la recogida de firmas todas las iniciativas legislativas populares que se propongan en este sentido, cualquiera que sea el grupo social de donde nazcan

C)      Denunciar la política errónea, incluso desde el punto de vista económico, que está llevando el Gobierno,  pues con nuestra propuesta se podría salvar al mismo tiempo tanto a las familias que van a ser desahuciadas como a los bancos.

 D)     Promover una campaña para que el Estado se quede con parte de las viviendas vacías, y que de todas formas va a financiar a los bancos, y las dedique a un alquiler social, para que ningún español quede en calle. 

lunes, 21 de mayo de 2012

Ciudadanos Libres Unidos considera que las fusiones de las cajas de ahorros han sido un error grave




Ciudadanos Libres Unidos considera que las fusiones de las cajas de ahorros han sido un error grave, algo así como una última medida del gobierno para camuflar los efectos negativos de una gestión desacertada de la economía, de la crisis y del sistema financiero.

El problema no es tanto el tamaño de las entidades, un argumento que siempre se esgrima para justificar que de 45 entidades al final quedan 15 o incluso menos, sino el funcionamiento mismo de las cajas.

Antiguamente, las cajas de ahorros estaban pensadas para ofrecer servicios bancarios a los ciudadanos de las clases humildes o de clase media, sin grandes patrimonios, de facilitarles la obtención de préstamos, de fomentar el ahorro con rentabilidades aceptables y de mejorar de esta forma las condiciones de vida de una gran parte de la población. Eran entidades de cercanía, con una clara función social, de ámbito municipal y provincial. Y sus beneficios tenían que revertir, necesariamente, en seguir cumpliendo con su carácter benéfico.

Sin duda alguna, el primer error fue permitir a las cajas de ahorros expandirse más allá de sus límites geográficos originales, y así entraron en competencia entre sí entidades con las mismas características que antaño prestaban servicios coordinados a través de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). La competencia no es mala si sirve para diversificar la oferta y obligar a prestar mejores servicios. Pero, en realidad, las cajas se convirtieron en instrumentos del poder político, a la vez que comenzaron a hacerse la competencia en unos servicios que sólo manteniendo su carácter particular y la limitación geográfica de las entidades podían competir con la banca comercial.

Otro error fue entregar su control a los gobiernos de turno del lugar de su sede social, algo que implica dos problemas: Las entidades no son dirigidas siguiendo criterios profesionales y financieros, sino siguiendo criterios de interés político. Además, su expansión por toda España es contradictoria con que siguieran siendo feudos de los organismos gubernamentales de sus respectivas sedes sociales, es decir, los políticos gobernantes de una comunidad autónoma o de unos ayuntamientos concretos llegaron a controlar a una macrocaja que actuaba en toda España. Si se parte del principio de la legitimidad del control político sobre las cajas en función de su ámbito de actuación, si se establece fuera de su ámbito original no se entiende muy bien que un político andaluz decida sobre la política comercial en Castilla, o uno catalán sobre la que se aplica en Andalucía, etc.

Al margen de este sistema, que con el tiempo evolucionó hacia el exceso que conocemos, porque cuando las cajas de ahorros tenían un ámbito municipal o provincial claramente delimitado nunca daban tanto que hablar, ha sido un error que las cajas se dejaran en manos de los políticos. Tampoco en su origen las cajas eran una iniciativa política, sino más bien de beneficencia, y las entidades que las dirigían al principio no tenían ninguna vinculación con el poder político, sino a veces eran de la Iglesia Católica, otras de empresarios comprometidos socialmente, y así existen orígenes diversos y curiosos que no se deberían haber abandonado del todo. Por lo tanto se plantea la pregunta de ¿cómo se llegó a la situación de que fueran las autonomías y los ayuntamientos quienes tomaron el control de las cajas?

Esta situación ha llevado a que las cajas concedieran financiación sin control durante los tiempos de bonanza, y a los gobiernos interesaba que la economía creciera animando al consumo y a la compra de casas. Pero lo peor quizás hayan sido las inversiones no rentables como en el caso de algunos aeropuertos como él de Ciudad Real, o de muchos edificios de la Ciudad de la Ciencia de Valencia que hoy apenas tienen un uso acorde con su nombre, al igual que otros proyectos faraónicos que pesan realmente mucho más en las cuentas al suponer una pérdida total, ya que son grandes proyectos sin retorno alguno. Por el otro lado, todos conocemos los abusos de las cajas de ahorros en materia de comisiones, que superan a veces las de los bancos comerciales y son totalmente contrarias a las finalidades de las cajas.

Nos venden las fusiones (y la subsiguiente pérdida de oferta y competencia) como la panacea, cuando se ve que el remedio ha sido peor que la enfermedad. Tradicionalmente, en toda economía libre de mercado con un sistema de protección social, cuando una empresa o un banco entraba en situación de quiebra, se liquidaba dicha entidad, y así la carga era básicamente de los socios o accionistas de ésta, que con la compra de participaciones sociales asumen su responsabilidad (responder con sus aportaciones de capital) en caso de quiebra. Y para salvaguardar los intereses de los depositantes existe el fondo de garantía, que cubre al menos a los depósitos de los menos pudientes. Proceder a una liquidación controlada, que se puede hacer, es mucho mejor que cargar a toda la sociedad el coste de la salvación de entidades de la bancarrota. Esto haría, además, que sus gestores actuaran con más diligencia para no comprometer la continuidad del banco o de la caja, y para aumentar aún más esa seriedad en la gestión haría falta también establecer responsabilidades penales o civiles de los gestores irresponsables.

Al imponer las fusiones de cajas y entidades bancarias se ha destruido riqueza, empleo y variedad de oferta, la expansión de las cajas de ahorros, que las convirtió en entidades que se hacen la competencia en el ámbito nacional, ha desvirtuado su finalidad y les ha hecho perder su carácter de cercanía al ciudadano corriente. Las cajas realmente sólo pueden competir con los bancos en su ámbito original, pero al trabajar a gran escala han perdido su razón de ser y sólo han sido instrumentos de poder de los políticos regionales.

Como solución alternativa a las fusiones, que sólo parecen servir para maquillar balances y pérdidas, Cilus propone convertir a las cajas de ahorros en bancos cooperativos como existen en Alemania y Austria. Los bancos cooperativos nacieron de forma similar a las cajas de ahorros y montes de piedad (que también existen en Alemania y Austria, pero donde continúan limitadas a sus ámbitos municipales o territoriales. Los bancos cooperativos ideados por Raiffeisen y los bancos populares (>bancos del pueblo para el pueblo) han sabido sortear bastante bien la crisis. Funcionan como cooperativas de clientes, es decir, cada cliente adquiere como mínimo una participación y como máximo de 17 a 50, dependiendo de la entidad, cada participación cuesta unos 50 euros. El capital social es, por tanto, de los clientes-cooperativistas, y éstos eligen a sus directivos, que suelen ser profesionales del sector financiero. Por las participaciones se pagan dividendos (alrededor del 6% anual) y casi siempre las cuentas no tienen comisiones de mantenimiento ni de transferencia. Nunca se ha oído que los bancos populares y de Raiffeisen hayan estado involucrados en asuntos políticos. Además, fomentan a los autónomos, las pymes y al pequeño ahorrador, a la vez que ofrecen servicios bancarios completos. Pero en España a nadie parece habérsele ocurrido copiar este sistema.

Cilus considera que las fusiones no son la solución y que nunca lo han sido, sólo crean macroentidades que al final son difíciles de controlar. Más bien debe replantearse todo el sistema bancario y de cajas de ahorros, y sobre todo en las cajas haría falta algo completamente nuevo, recuperando la esencia de las cajas, pero volviendo a tenerlas como cajas provinciales interconectadas para dar un mejor servicio, sin grandes consejos de administración, sin indemnizaciones millonarias para los altos directivos por su mala gestión y sin políticos y sindicalistas que cobren elevadísimos sueldos de consejero sin ejercer control alguno sobre las entidades.

lunes, 14 de mayo de 2012

La política al servicio del ciudadano



CILUS - la política al servicio del Ciudadano



¿Otro partido más?


Durante los últimos años ha ido aumentando a un ritmo cada vez mayor el descontento de los ciudadanos con la política y, sobre todo, con los partidos políticos.
La lejanía de la clase política de las necesidades y de los deseos de los ciudadanos y una corrupción cada vez más extendida y consentida, tolerada e incluso promocionada por los partidos políticos han contribuido a este desencanto. Los partidos políticos no son una solución, son uno de los principales problemas de nuestra sociedad. Los más de cinco millones de parados no son fruto de la casualidad, sino de una corrupción y una larga mala gestión de nuestros gobernantes.


¿Por qué, entonces, otro partido nuevo?


Pues porque son necesarios otros partidos diferentes. La mayoría de los ciudadanos de España estamos descontentos y preocupados por la situación actual de España, pero somos incapaces de llegar a la más mínima unión para lograr que los actuales partidos empiecen a pensar en los problemas que afectan a tantos millones de ciudadanos y que busquen conjuntamente una solución. Lo que en otros países democráticos se puede lograr -las grandes coaliciones-, en España es desgraciadamente impensable. Y tampoco van a permitir fácilmente que este descontento de millones de españoles pueda organizarse en una democracia limpia y constituir una fuerza que les sacuda la conciencia.


Por eso nos hemos unido y hemos constituido el partido Ciudadanos Libres Unidos, porque queremos agrupar la fuerza de aquellos ciudadanos que quieren sentirse libres de ataduras ideológicas y libres de la dictadura de los medios de comunicación y de la banca, porque buscamos sumar energías, ilusiones y porque creemos en la ilusión de unos afiliados y de todos aquellos que quieren trabajar en un proyecto común, en un proyecto de todos para todos. Queremos ser un partido que vele por una auténtica democracia y que internamente ponga en práctica los mismos valores y mecanismos que pide también para la vida pública. Y para no convertirnos en un partido más, estaremos abiertos a la crítica constructiva y a todos los sistemas de control interno que sean necesarios y convenientes.


En Ciudadanos Libres Unidos entendemos la renovación política como fundamental para que cualquier país democrático pueda progresar. Para ello es necesario que este objetivo no se quede en mero lema conceptual. 


CILUS - una apuesta ciudadana, una osadía ciudadana



Nuestros objetivos

En CILUS buscamos y queremos una sociedad más justa y más humana, con una mejor distribución de la riqueza, en la que los sacrificios estén también mejor repartidos y en la que ningún ciudadano se vea privado de los bienes y servicios más elementales, algo que está ocurriendo actualmente.

Queremos que la política esté al servicio de las personas y no de los políticos o del gran capital, una política que fomente los valores del esfuerzo y del sacrificio y no del despilfarro, una política limpia y transparente, una política en la que se dé una auténtica separación de los poderes del estado.

En CILUS queremos unos ciudadanos altamente formados y libres en una sociedad sin privilegios y con las mismas oportunidades para todos, cualquiera que sea el origen social, económico o regional, unos ciudadanos solidarios con los demás ciudadanos de España y del mundo y que participen activamente en la gestión de este su estado.